Medición de humedad

Desde la extracción, los áridos están sometidos a diferentes cambios meteorológicos, de almacenaje, etc. En estas condiciones se hace muy difícil poder controlar de forma automática, la aportación de los pesos de áridos y el agua al hormigón, viéndose afectadas la homogeneidad, volumen, etc. La solución a los citados problemas se consigue por medio de la corrección según la humedad que nos aportan los materiales. Dos correcciones básicas nos lo permiten:

- La auto corrección de los  kilos en el proceso de dosificación que mantiene la relación Áridos/Cemento (Volumen constante)

- El cálculo de la aportación de agua de dicha dosificación (relación Agua/Cemento) que aportará la resistencia y plasticidad deseada.